Series y programas que innovan (III): “The Following” y “Cult”

1. Innovar desde el guión

The Following

Los protagonistas de The Following.

Cuando pensé en crear una categoría permanente en mi blog sobre los programas de televisión que se reinventan y se adaptan a los nuevos tiempos de la televisión social, siempre imaginé que trataría contenidos que utilizan la segunda pantalla, la narrativa interactiva o bien contenidos derivados transmedia. En vez de centrarme en estos aspectos, en esta entrada voy a hablar especialmente del guión, ya que a través de la escritura también se puede innovar el contenido.

Según mi opinión, es importante pero no imprescindible que las obras audiovisuales actuales contengan el sentido implícito de Internet en la historia. No hace falta crear una serie al estilo de Black Mirror del grandísimo Charlie Brooker donde solo se trata, se habla y se reflexiona sobre los medios digitales. Únicamente es necesario para los creadores de contenido escribir historias en que aparezcan algunos elementos propios de las redes sociales o de Internet. Si las tertulias matinales han sabido introducir las redes sociales para garantizar una mayor participación de la audiencia en directo y han aprendido el vocabulario propio de Twitter (Trending Topic, hashtag…) para relatar la repercusión social de las noticias, ¿no sería lógico que las series de ficción pudieran incluir también esta costumbre en sus historias? Es por esta razón que vamos e iremos viendo como los personajes de nuestras series favoritas se van acostumbrando a utilizar las redes sociales que nosotros, los espectadores, también usamos.

 

Personajes de Community utilizando el hashtag #Anniesmovie en sus camisetas

Pero conseguir que los personajes de nuestras series hablen con el mismo vocabulario de Internet que se utiliza en la calle, no es ninguna novedad. Cuando escribimos historias actuales creo que es de suma importancia reflejar en el relato elementos del presente en que vivimos, en nuestro caso, la era de la información y de las redes sociales. Es por esto que debemos actualizar a los protagonistas de nuestros contenidos con los hábitos propios de los internautas. Lo más fundamental es dotar a los personajes de características propias de roles nativos de Internet, es decir, esas figuras que han emergido de la era digital, como son los influencers o tastemakers de Twitter, los blogueros, los hackers o los expertos en Social Media, entre otros. La mayoría de estos roles se caracterizan por ser generadores de contenido, por suscitar repercusión e influencia social o bien por interferir en la realidad desde sus ordenadores.

Captura

Los detectives de Sherlock son blogueros en su tiempo libre que escriben sobre sus casos en la red.

A parte de crear personajes que están estimulados para crear y opinar, aún se puede ir un paso más lejos a la hora de introducir elementos propios de Internet y las redes en la narrativa. Se trata de introducir dinámicas propias de la era digital dentro del núcleo del argumento en sí como detonantes del conflicto en la historia. A pesar de que se trata de un elemento básico para construir el hilo narrativo, la serie no gira exclusivamente alrededor de estas características propias de Internet, sino que se trabaja de forma implícita, se profundiza lo mínimo y se da por entendido rápidamente, ya que hay conflictos y temas más relevantes y emocionantes para los creadores y la audiencia, aquellos que transmiten sentimientos y emociones como son las relaciones entre los personajes, sus motivaciones y sus limitaciones. 

Para explicar mejor este concepto, creo que es conveniente hablar de no una, sino de dos series que se encuentran en antena en estos momentos y que han sabido innovar desde la escritura del guión. Se trata de The Following emitida por Fox en Estados Unidos y por TNT en España y Cult emitida por CW. Ambas series se parecen mucho en su argumento, se han estrenado como plato fuerte en la midseason de la televisión americana, compiten por un mismo target muy similar y según los críticos televisivos tienen algunos errores en sus enfoques que les harán pasar factura en sus audiencias. Con estas similitudes, era lógico pensar que solo una de las dos series conseguiría una segunda temporada. Y así ha sido: le han concedido a aquel programa que ha sabido plasmar el sentido implícito de Internet no solo dentro del argumento, sino también en las experiencias paralelas a su emisión que invitan a la audiencia a participar del programa de forma inmersiva. ¿Queréis saber de qué serie os hablo? ¡Pues seguid leyendo el artículo!

2.The Following (2013)

La serie creada por Kevin Williamson (The Vampire Diaries, Dawson’s Creek y la franquícia Scream) gira en torno al ex-profesor universitario Joe Carroll (interpretado por James Purefoy), un asesino en serie obsesionado por la obra de Edgar Allan Poe que consigue construir a través de su carisma y de Internet una red de admiradores que lo imitan y siguen sus órdenes. El responsable de impedir sus planes es el ex-agente del FBI Ryan Hardy (Kevin Bacon) que es quien conoce mejor a Carroll, ya que le detuvo una primera vez y publicó un bestseller sobre él.

Lo más novedoso de este argumento visto ya muchas veces en el clásico duelo entre el bueno y el malo es la incorporación de elementos propios de las redes sociales en el alma de la historia. En este caso se trata del uso de la tecnología para formar un grupo de adeptos asesinos que utilizan Internet para comunicarse, conectarse y trabajar juntos, siendo así más efectivos.

Captura01

El asesino Joe Carroll encarna la figura de un influencer o tastemaker, es decir, esa persona que es respetada en la web social (especialmente en Twitter o Facebook) y que tiene un alto nivel de influencia entre sus seguidores o subscriptores ya que normalmente los comentarios que publica llegan a ser de interés público y son retuiteados constantemente por sus admiradores. Habitualmente los influencers o tastemakers tienen una buena presencia en los medios de comunicación porque son famosos por sus profesiones, tan variadas como presentadores, actores, cantantes, deportistas o modelos, entre otros. Carroll no deja de ser un famoso con admiradores que se sienten atraídos por él y que le dedican, como se comenta en la serie, páginas web, centenares de blogs, salas de chat y foros online.

Tráiler de presentación de Joe Carroll a través de la literatura de Poe.

Si comparamos el asesino como un influencer o tastemaker de Twitter, también nos toca hablar de sus followers, de aquí el título de la serie, The Following. Si en la vida real, los subscriptores de Twitter se ocupan de retuitear los tweets de sus ídolos, en el caso de nuestra ficción, son los responsables de imitar sus acciones. Es interesante ver como el propio asesino les considera sus más leales “amigos”, recordando fácilmente con este término el concepto de amistad en Facebook. Lo podéis apreciar en el siguiente diálogo:

Joe Carroll's friends

“- Ahora mi nueva historia va dirigida a una audiencia mucho más amplia. (…)

– Entonces el guardia de la prisión, los vecinos gays,… ¿Qué papel representan en tu nueva trama? Sabemos lo de la secta.

– No soy muy fan de esa palabra. Me gusta más pensar en ellos como mis amigos. Es importante tener amigos. ¿Tienes algún amigo, Ryan? Yo seré tu amigo.”

Sin duda, los adeptos de Joe Carroll son el ingrediente más interesante de esta serie ya que el relato gira en torno a la constante intriga de quién es o no es un amigo admirador del asesino. Una idea fácilmente trasladada en las redes sociales, donde estamos conectados con compañeros, familiares, vecinos y amigos que inocentemente creemos conocer muy bien, a pesar de que algunos de ellos pudieran esconder secretos e identidades ocultas. Por esta razón, el planteamiento de hacernos dudar de la gente que nos rodea  ha sido trasladado en toda la campaña de promoción de The Following:

Carteles de promoción de The Following.

Tráiler donde los seguidores son los protagonistas del anuncio.

Pero no es todo oro lo que reluce en esta serie. The Following parecía tener todos los ingredientes para ser una de las mejores series estrenadas en la midseason americana. No digo que no consiga mantener a las audiencias, simplemente ha desencantado a los críticos televisivos y aquellos espectadores que aprecian un thriller de calidad, ya que la serie parece que se ha centrado más en profundizar sobre un triángulo amoroso muy adolescente entre tres seguidores asesinos, dejando a un lado a los dos protagonistas absolutos del conflicto. Solamente tenemos que ver en la red social Tumblr cuales son las imágenes de la serie que más han gustado o impactado por parte de los fans televisivios que cuelgan fotografías y gifs animados de sus momentos favoritos del programa. Y sin duda ganan por una gran mayoría las imágenes de los tres discípulos, siendo una pena porque en tratarse de personajes secundarios en la historia, es lógico que no vayan a tener una durada muy larga en la serie porque bien terminaran muriendo o encarcelados en la prisión. Como vemos, es muy útil conocer a través de Tumblr cuales son los temas, las escenas y los personajes que más interés causan entre la audiencia joven del programa.

Tumblr The Following

Las imágenes de los jóvenes asesinos predominan en la red social Tumblr.

3.Cult (2013)

La otra serie que ha innovado desde el guión es Cult, creada por Rockne S. O’Bannon. Su historia va sobre la desaparición del hermano de Jeff Dean Sefton (interpretado Matthew Davis), un periodista “bloguero” que deberá adentrarse en el misterioso mundo de una serie de televisión (llamada exactamente igual que el programa original) que esconde la sombra de una secta liderada por Roger Reeves (Robert Knepper), que a la vez es el actor protagonista de la misma ficción. Para recuperar a su hermano, Sefton deberá seguir las pistas dejadas en los easter eggs del programa. Estos mensajes ocultos sirven para atraer a los fans ansiosos para acceder a contenidos exclusivos mediante la ayuda de las herramientas digitales. De aquí, la importancia de Internet y las redes sociales como vehículo para acceder a la verdad. No obstante estas pistas ofrecidas en la ficción también sirven para reclutar nuevos discípulos para la peligrosa secta.

Los actores protagonistas de Cult.

No podemos negar que Cult tiene un planteamiento muy original y diferente visto hasta ahora en tratar una serie dentro de una serie. Los momentos de metalenguaje que nos regalan en mostrarnos todo el mundo del fenómeno fan televisivo son muy interesantes ya que se recopilan todas las iniciativas que estamos acostumbrados a ver en las grandes series contemporáneas:

Fandomain Cafe

Bares donde se reúnen los fans para ver sus series favoritas.

Internautas en Cult

Fans internautas que comparten su opinión y crítica en la red.

Wikipedias Cullt

Blogs y wikis donde recopilar toda la información del programa.

Mensajes ocultos en Cult

Easter Eggs para acceder a contenido exclusivo.

Juegos de realidad alternativa

Juegos de realidad alternativa donde la vida misma es una plataforma.

Publicidad viral

Publicidad viral para promocionar la serie.

Merchandising en Cult

Merchandising y productos licenciados del programa.

Vestimenta Cult

Fans que se visten como los mismos protagonistas de la ficción para participar en eventos especiales.

Tatuages en Cult

E incluso hay aquellos que se tatúan el logo de la serie en su cuerpo como símbolo de su fanatismo.

Podríamos definir Cult como la serie sobre el transmedia, es decir, sobre todo aquel contenido que no cabe en el eje principal de la historia y se expande en diferentes plataformas como las redes sociales, cómics, juegos e incluso la misma realidad, entre otros suportes. Para aquellos que no estáis familiarizados con el término transmedia, sirve para comprometer a los espectadores fieles y convertirlos en fans del contenido, ofreciéndoles experiencias que llenan de placer sus iniciativas y comportamientos.

Para ejemplificar mejor la finalidad del transmedia, cito una declaración de Ed Sanchez, creador del Proyecto de la Bruja de Blair, una película de poco presupuesto que consiguió ser un éxito debido a ese contenido creado expresamente para los fans:

Proyecto de la Bruja de Blair

“Si tu das a la gente suficiente material para explorar, exploraran. No todo el mundo, pero algunos lo harán. La gente que explore y tome ventaja de todo el mundo serán para siempre tus fans y te darán una energía que no puedes comprar a través del marketing”.

Dicho esto, en el caso de la ficticia Cult, este proceso de compromiso ejercido por parte de los fans – conocido también como engagement – no sirve solo para identificarse con el programa, sino para un propósito más oscuro, el de reclutar gente para la peligrosa secta. Habitualmente en una serie corriente los fans conseguirían un premio en forma de contenido extra, pero en este caso se trata de un secuestro o de un castigo. Aquí se encuentra la gracia para aquel que quiere conocer e investigar más de la cuenta.

Tráiler sobre los seguidores más fanáticos de Cult

Es curioso como en la anterior serie, The Following, también se utiliza el término “culto” en referencia a los admiradores de Joe Carroll (véase en esta escena). No se trata de una simple coincidencia ya que podemos encontrar muchos paralelismo entre el concepto secta y el fenómeno fan que rodea una serie. Ambos términos involucran a sus seguidores mediante dos acciones muy propias de un juego: la participación y el compromiso. Para ambas series la dinámica “realidad versus juego” ofrece el perfecto pretexto para invitar a los espectadores a participar de lo que sería una partida de un juego con sus normas y reglas y formando parte de un grupo, equipo o organización. En The Following, se invita a ser un discípulo seguidor de un asesino, mientras que en Cult, dan la oportunidad de formar parte de la secta de Roger Reeves. Es importante darse cuenta que si queremos crear iniciativas y juegos transmedia en torno a un contenido será más fácil invitar a nuestro espectador a participar si en la historia o eje principal también existe esta dinámica entre las acciones de los protagonistas. Si damos suficientes razones para ver y creer que los personajes se comprometen a formar parte de algo grande, el espectador va a sentir esta misma sensación cuando quiera experimentar las distintas iniciativas que se le ofrece. Se trata de hacerle creer que es fácil y posible entrar y participar dentro de nuestra historia. Para concluir esta recomendación, os dejo con el siguiente esquema para comprobar que no existe tanta diferencia entre los conceptos fenómeno fan, secta y juego ya que comparten los mismos elementos y esquemas. 

Tabla Fenómeno fan, secta, juego

 Comparativa entre fenómeno fan, secta y juego.

 4.Campaña transmedia en las redes sociales

Llegado a este punto de la entrada, nos toca revelar cual es la serie que se le ha concedido una temporada más y que corresponde con aquella que ha sabido introducir el sentido implícito de Internet no solo en la historia, sino en todos sus contenidos derivados del programa. Sería lógico pensar que se trata de la serie Cult ya que por definición es la serie sobre el transmedia. Pero no, desgraciadamente no ha sido así.  La serie de Rockne S. O’Bannon ha pecado de no introducir mensajes secretos ni dinámicas de jugabilidad en su estructura, siendo su punto más fuerte en el argumento. Por si fuera poco, tiene un guión bastante malo parecido a esas desastrosas películas de serie B. En cambio la campaña de promoción de The Following ha sido constante, intensa y original y ha sabido expandirse en las distintas redes sociales. Por ello, es merecedora de la atención de los espectadores internautas y, por tanto, también de su renovación.

Semana tras semana, el canal oficial de Youtube de The Following es cargado de contenido nuevo: tráilers y sneak peaks del próximo episodio, entrevistas con el equipo, making of del rodaje, presentaciones de los personajes y resúmenes de la trama a medida que avanza la línea argumental. Los contenidos que más han suscitado interés son los vídeos virales que podemos encontrar en la cuenta IamforeverNEVERMORE. En este material extra se introducen algunos elementos de la trama como si fueran reales como la vida misma, intentando haciéndonos creer que la historia está sucediendo de verdad en la actualidad. Algunos ejemplos son un falso reportaje sobre los crímenes de Joe Carroll  (recuerda mucho al que se hizo en Lost titulado The Oceanic Six: A Conspiracy Of Lies), un anuncio sobre el ficticio libro que escribió Ryan Hardly sobre su rival y tres vídeos de corta duración presuntamente realizados por lo seguidores del asesino.

Reportaje sobre los crímenes Joe Carroll.

Anuncio del libro “Poetry of a Killer” escrito por Ryan Hardly.

Escenas en cámara en mano grabadas por los seguidores.

Además en el canal original de Youtube podemos encontrar un ingenioso mensaje secreto que interfiere durante la reproducción de un vídeo procedente de los informativos, como si un hacker hubiera podido meterse dentro de nuestro ordenador. En este mensaje oculto el asesino Joe Carroll nos invita a ser uno de sus “amigos”, término utilizado en el piloto y que, como hemos comentado antes, contiene un clara referencia al concepto de amistad en Facebook.

Interferencia Joe Carroll Youtube

Mensaje secreto de Joe Carroll desde la prisión donde está encarcelado.

El concepto de amigos en las redes sociales vuelve a estar presente en la promoción de la serie mediante los pósters oficiales, que, por ciento, son muy perturbadores. En el rostro de gente anónima se ha tatuado las siguientes advertencia “Do I look a killer”, “Friend, neighbor, killer” y “Even Serial Killers Have Friends” para recordarnos que nadie está a salvo de ser sospechoso de formar parte de la congregación de Carroll.

Posters The Following

Campaña de pósters de The Following

Además, no es gratuito que el diseño del cartel es muy parecido al pótser de la película Social Network de Aaron Sorkin, sobre la vida del creador de Facebook, ya que The Following remarca en su trama el uso de las redes sociales para reclutar seguidores.

ComparativaPostersTheFollowingSocialNetwork

Comparativa de los carteles de The Following y Social Network

Esta campaña de promoción iba acompañada de una performance en las calles durante el día de la celebración de Halloween en los Estados Unidos. Los modelos y actores pintados con las mismas frases de los carteles iban repartiendo puntos de libro con la publicidad del programa.

Fan advertising para promocionar The Following

En los carteles de la serie también se promociona la página web wearethefollowing.com, que, por coincidencia o no, el nombre de la página recuerda bastante al eslogan de la comunidad internauta Anonymous con su “We are legion“. Esta página web nos dirigirá al Tumblr welcometothefollowing, donde se recopilan imágenes, gifs, vídeos y mensajes de audio espeluznantes sobre el universo de Edgar Alan Poe, Joe Carroll y sus seguidores.

TumblrTheFollowing

Tumblr welcometothefollowing

Este Tumblr se configura como un juego donde un anónimo involucrado a la trama y llamado “NeverMore”  nos va regalando pistas y mensajes secretos semana tras semana para ir descifrando quien está detrás de los miembros de la secta de Carroll. Este juego tiene continuidad en la red social Twitter para ir anunciando a través del hashtag  nuevas adivinanzas, pistas y la  revelación de las identidades de los seguidores:

Este juego de pistas no ha sido la única estrategia realizada en la red social de microblogging. Durante la emisión de un episodio concreto, se invitó a los fans a grabar su reacción en directo a través de la aplicación de vídeo Vine y compartirla usando el hashtag :

#ShockCam

Es divertido descubrir que los espectadores no tuvieron ninguna vergüenza en querer formar parte de esta curiosa iniciativa:

Reacciones The Following

Reacciones de los espectadores

Para terminar esta entrada, os dejo con el curioso merchansing que pocos fans afortunados de The Following han podido recibir en sus casas (tal y como relata una de estas privilegiadas). Se trata de un material que claramente invita a sentirse que formas parte de la secta de Carroll. Ahora esperemos que con esta iniciativa los espectadores más fanáticos no vaya cometiendo crímenes cuando les apetezca. Bromas a parte, no es la primera vez que una televisión ha mandado un merchandising exclusivo a las puertas de las casas de sus espectadores. Anteriormente se regaló los cofres de fragancias de Game of Thrones para los fans de HBO.

Regalo para los fans de The Following

Aquí termina esta larga entrada. Espero que se haya podido entender bien el buen uso del sentido implícito de Internet en la escritura de la historia, no solo para actualizar nuestro relato con aspectos del presente en que vivimos, sino para facilitar el compromiso y la participación del usuario espectador en las iniciativas que ofrecemos. Si se hace bien, se garantiza el mantenimiento y la atracción de nuevos espectadores que, a la vez, harán subir las audiencias y éstas determinaran la renovación del programa con otra temporada.

¡Si os ha gustado esta entrada, podéis dejar cualquier comentario o pregunta, compartirla en las redes sociales y si aún no lo habéis hecho, podéis suscribiros a este blog! Si conocéis más series que están innovando, no dudéis en comentarlo para poderlas analizar. No hace falta decir que estoy disponible para cualquier colaboración profesional sobre el tema.

@PepJoveCompany

Entradas relacionadas

Una respuesta a “Series y programas que innovan (III): “The Following” y “Cult”

  1. Pingback: Series y programas que innovan (IV): The Spiral | La tele que viene

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s