La televisión que viene

Aunque parezca lejos, la televisión del futuro está más cerca de lo que pensamos. En una era en que se ha revolucionado los ordenadores, los teléfonos móviles y las tabletas, ha llegado el turno de la televisión. Muchos cambios se están produciendo en este aparato y en sus contenidos y se espera más en los próximos meses que faciliten por fin la entrada ya palpable de lo que será el televisor del futuro. En las siguientes líneas intentaremos descifrar las llaves que definen esta nueva televisión que se convertirá en la principal pantalla de ocio de nuestros hogares.

1. La televisión inteligente, móvil, conectada y del gesto.

Si preguntamos a un telespectador cualquiera que defina como será la televisión del futuro seguro que tendrá en mente los posibles avances tecnológicos que se han produciendo en el sector de la electrónica en los últimos años aplicados a la televisión doméstica. Algunas características harán referencia a las funciones inteligentes del aparato que facilitan el control y la visualización de los contenidos: servicios de grabación automática y simultánea; servicios de gestión y control a través de Internet; identificación del telespectador para mostrar sus canales favoritos y listas personalizadas, ajuste automático de los parámetros de imagen y sonido según la persona que visualiza los contenidos, integración de la multipantalla, funciones de ahorro de energía y subtitulado automático para personas discapacitadas. Todo ello hace que la televisión, un aparato que nace con funciones destinadas para un colectivo sin distinción, se vaya personalizando cada vez más al individuo concreto teniendo en cuenta sus necesidades, capacidades y gustos.

Otros valores a tener en cuenta cuando hablamos de la televisión del futuro hacen referencia lógicamente a la calidad de imagen, como el Ultra High Definition y el 3D, así como la conectividad entre dispositivos móviles que harán al mismo tiempo de mando a distancia y de segunda pantalla para permitir seguir mirando los contenidos en caso de que se cambie de canal, se abandone la sala o se visualice contenidos extra del programa en cuestión.

Finalmente, por mucha ciencia ficción que parezca, la televisión que viene será la televisión del gesto: podremos cambiar de canal mediante la voz o los gestos de las manos a partir de un censor como los que tienen los dispositivos Kinect para Xbox de Microsoft . Es importante ver como el futuro de la televisión está estrechamente ligado con el futuro de las consolas.

 Mentiríamos si dijéramos que todas estas características son la gran novedad que nos espera en este sector ya que la gran mayoría de estos avances ya se encuentran actualmente en las televisiones del mercado. La tecnología avanza rápido y sin espera, mientras que tarda en llegar en nuestros hogares debido a los altos precios o las necesidades de cada uno. Todas estas ventajas de la televisión que viene son muy atractivas para los telespectadores pero lo que definirá definitivamente la televisión del futuro es su característica central: Internet.

2. Televisión con Internet

La televisión del futuro es sobre todo la televisión fusionada con Internet. Se trata de una televisión multifuncional en que, a parte de ver los canales convencionales, podremos acceder a videoclubes en la red, ver, interactuar y compartir contenidos en las redes sociales como Youtube, Facebook y Twitter, escuchar música desde Spotify, ver fotografías accediendo a Flickr o Picasa, hacer videoconferencias a través de Skype o Google+ y jugar y utilizar todo tipo de aplicaciones, como Angry Birds por ejemplo.

Esta multifuncionalidad convertirá la televisión de toda la vida en una extensión más para tener acceso a nuestro espacio virtual, es decir, en otra pantalla de las que estamos habituados a interactuar, como el ordenador, el teléfono móvil inteligente o la tableta. Estos cuatro dispositivos compartirán prácticamente las mismas funciones, pero lo que seguirá haciendo llamar la televisión de siempre como televisión será su función original de agrupar familiares y amigos ante historias de ficción, concursos e informativos. Parece que llega la hora que la televisión tenga que recuperar en el salón del hogar a los telespectadores (más jóvenes) que se marcharon a ver los contenidos audiovisuales en el ordenador, atraídos por la inmediatez y la comodidad de no estar supeditados a la programación convencional. Se espera que el número de televisiones con acceso a Internet pase de los 82 millones actuales a 892 millones en el 2016. Ante la inminente llegada de los televisores con Internet, podría llegar el día que dejáramos de hablar de pulgadas a la hora de comprar un televisor, para referirnos a los procesadores que incorporen.

Aparte de las empresas de aparatos electrónicos o de Microsoft, todo parece indicar que los encargados de llevar la revolución tecnológica en el salón de nuestra casa tengan que ser Google y Apple. A pesar de que la llegada de Google TV en Estados Unidos ha sido bastante tímida y con reticencias por parte de las grandes cadenas estadounidenses ante el gran poder que ha acaparado Google en el sector de la publicidad en Internet y con los temores que acapare también buena parte de la publicidad en las televisiones, se trata de una realidad cada vez más cercana. Está a punto de desembarcar este mismo año en Europa, y las grandes majors ya se han atrevido a hacer acuerdos con Youtube para proyectar sus películas en esta red social haciendo pagar al internauta una pequeña cuota. Por si fuera poco, desde esta red social buscan conquistar aún más el terreno del contenido audiovisual online comprando los derechos televisivos de acontecimientos deportivos (como ligas nacionales y Juegos Olímpicos), musicales, de carácter festivo o de actualidad. ¿Hay alguien que pueda competir con el imperio Google en la compra de derechos televisivos y cinematográficos?

Quizás sí. El otro gigante de la electrónica, Apple, que una vez que ha revolucionado las pequeñas pantallas de los ordenadores, móviles inteligentes y tabletas, tiene como nuevo punto de mira la pantalla del televisor. Muchos son los rumores que indican que en los próximos meses se podría producir el lanzamiento del nuevo televisor de la casa de la manzana, Apple TV, que tendría como grandes atractivos la alta definición, acceso a Internet y aplicaciones a la carta, conectividad con el iPhone y el iPad e incluso, como gran novedad, el control remoto a través de la voz.

3. La televisión a la carta

En el contexto marcado por el cierre de Megaupload y otras páginas ilegales y la apuesta de la industria cultural por alternativas legales como el streaming, la multiplicación de posibilidades para ver películas y series de forma online ha crecido sorprendentemente. La distribución de formatos digitales a través de Internet tiene su éxito en la televisión a la carta o VOD (video on demand), es decir, el acceso a grandes bibliotecas de contenidos que permite al espectador ver lo que quiera, cuando quiera y donde quiera.

No sólo está cambiando las formas de consumir de la gente (haciendo que se priorice el contenido en concreto más que el canal de televisión preferente al que se está habituado a ver), sino que se está produciendo un cambio espectacular en la reorganización del mercado audiovisual ya que parece que todo el mundo quiere sumarse a esto que se llama la televisión a la carta: las televisiones convencionales, las televisiones por cable o satélite, fabricantes de televisiones domésticas, proveedores de comunicación, casas de distribución de DVD, salas de exhibición, centros multimedia, redes sociales, web-tv, marcas de videojuegos, nuevas plataformas que quieren imitar el éxito conseguido por Spotify en el sector de la música e incluso, por muy exagerado que parezca posible, centros comerciales como Fnac, Carrefour e Ikea se plantean ofrecer servicios de este tipo.Plataformas Streaming

Si hoy en día la batalla por las audiencias entre las cadenas es totalmente feroz debido a la gran diversidad de canales que ha traído la TDT, todo hace pensar que en un futuro muy cercano esto siga siendo igual o incluso más sangriento. A fin de cuentas se trata de una batalla para conseguir el mayor número de suscriptores o bien un mejor posicionamiento de cara a los anunciantes, según se trate de una plataforma de pago o no. Seguro que muchas de estas plataformas no sobrevivirán, otras se especializarán en temáticas para disponer de un segmento concreto, otras se fusionarán o serán engullidas por las más poderosas. Sin embargo hay que decir que el principal beneficiario de esta competencia será el espectador ya que verá incrementadas cualquier tipo de ofertas de lo más suculentas, como tener acceso a una mayor biblioteca de contenidos y material extra, tarifas planas o precios más baratos, posibilidad de visualizar series y películas exclusivas o con una mayor inmediatez después de su estreno, privilegios para compartir y visualizar contenidos en movilidad, o también, como gran novedad, una gran propuesta de programas originales producidos por la propia plataforma, como están haciendo Netflix o Hulu.

Todo ello hace pensar que la televisión convencional podría perder bastante terreno ante las plataformas, con lo que no tiene más remedio que hacerse sitio en la red y tener que potenciar los programas que presentan un valor de proximidad que no tienen los contenidos de los videoclubs online, como los eventos deportivos o de actualidad, los informativos, los concursos, los realities, series y tv-movies de carácter nacional.

4. Contenidos interactivos

Cuando definimos la televisión que viene, no podemos dejar de lado sus contenidos en relación al telespectador. Gracias a Internet, los hábitos del espectador han cambiado sustancialmente, ya que el espectador ha dejado de ser prácticamente un espectador pasivo que se sienta delante del sofá para ver los programas que van desfilando, para convertirse en un espectador activo que decide que quiere ver, cuando lo quiere ver y donde lo quiere ver, que interactúa a través de las redes sociales con el programa en cuestión y participa de forma comprometida en el relato narrativo. Tímidamente van apareciendo nuevos contenidos que requieren de la decisión del espectador para hacer avanzar la trama de la historia: a través de la confección literal del relato y la preparación de la grabación del programa, la elección de los caminos y conflictos de los personajes de la ficción que diversifican las tramas, y la búsqueda constante del relato completo en una historia transmedia y multiplataforma llena de materiales y contenidos extra. Hoy en día es importante que las series o películas no se queden sólo en una historia que acabe cuando finaliza el episodio o la película, sino que aporte al telespectador nuevas experiencias. Debemos tener en cuenta que ante la gran competencia que existe en el mercado televisivo, es bueno apostar por contenidos transmedia de carácter participativo para fidelizar a los fans ya que son ellos indudablemente los que garantizan la continuidad de las historias a través de las audiencias con las que se benefician los anunciantes o bien las suscripciones.

Con esta entrada con la que inicio este blog, La tele que viene, tengo la intención de ir informando de las novedades que pasan en el mundo televisivo fusionado con Internet, centrándome en estos cuatro puntos que creo que son los que definen mejor lo que será la televisión del futuro. Así pues empiezo un camino para reflexionar y aprender sobre lo que es una de mis pasiones favoritas y espero que con el tiempo mi profesión. Deseo que este blog pueda mantener su continuidad y con el tiempo sumar nuevos lectores y colaboradores que comparten los mismos gustos. ¡Muchas gracias por seguirme!

Entradas relacionadas

Anuncios

2 Respuestas a “La televisión que viene

  1. Està molt i molt bé :D. Comença amb força, pel què veig, aquest blog :).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s